Reseña Histórica

Reseña Histórica Revista Credencial Historia. Edición 28

La Universidad de Cartagena ha sido el espacio de formación de los jóvenes del Caribe colombiano desde el siglo XIX. Su historia e importancia se expresan desde los albores de la independencia y en el sueño de los libertadores Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, organizadores del novel Estado colombiano. Ellos visionaron la educación como el medio ideal para la formación de las nuevas generaciones que conducirían los destinos de la República.

En este contexto, se gestaron las universidades públicas. La Universidad del Magdalena e Istmo fue una de estas, creada por el Decreto de 6 de octubre de 1827. Abre sus puertas el 11 de noviembre de 1828 en su sede actual, el vetusto claustro del Convento de San Agustín. El primer nombre de la Universidad revelaba su cobertura, el Magdalena, territorio que comprendía en esa época todo el Caribe colombiano, incluida Panamá. Con el tiempo, la Universidad recibió otros nombres, entre ellos Universidad del Segundo Distrito, Colegio Provincial de Cartagena, Instituto Boliviano, Colegio del Departamento, Colegio Fernández de Madrid, Universidad de Bolívar y por último Universidad de Cartagena.

Durante el siglo XIX, y a medida que avanzaba la construcción del Estado, fue centro formativo del pensamiento político colombiano pues a ella asistían estudiantes de todas las regiones que terminaron desempeñando altos cargos públicos de representación nacional; entre ellos el cuatro veces presidente de la República y padre de la Constitución de 1886, Rafael Núñez Moledo.

Los primeros programas académicos con los que inició la Universidad, fueron la Escuela de Filosofía y Letras, la Escuela de Medicina y la Escuela de Jurisprudencia. Ya en el siglo XX, asumiendo las dinámicas de transformación de la educación superior, la Universidad inicia un proceso de modernización en respuesta a la realidad industrial que experimentaba el país y la región; expandiéndose, diversificándose y asumiendo el ingreso de nuevos grupos sociales como la mujer.

La Universidad de Cartagena mantiene su liderazgo, reconocimiento social y prestigio académico con programas en diferentes disciplinas y ciencias, institutos y grupos de investigación que promueven la transformación social en la región, liderando proyectos educativos de maestrías y doctorados de las más altas calidades.

La Universidad ha comprendido que para estar a la altura de los tiempos, como reza su eslogan, hay que asumir los retos que le impone el tiempo. Por ello no solo forma a distancia a través de las tecnologías de la información sino que, además, se ha apropiado de las mismas desde la radio y la televisión; así,  fomenta su desarrollo para integrar a sus proyectos académicos a las comunidades.

Hoy, a tono con los tiempos, el Alma Mater asume un nuevo reto: el de mantenerse como la mejor no solo por el prestigio histórico que contribuyó con el desarrollo nacional, sino porque la globalización exige que ello se traduzca en calidad, asumida desde la propuesta académica y desde el apoyo sostenido en los procesos internos que conduzcan a la satisfacción de quienes por una u otra razón relacionen sus intereses con la Institución. He aquí no solo la Universidad soñada por los libertadores, sino por cada uno de los que día a día la hemos construido.

Leído 4528 veces Modificado por última vez el Lunes, 05 Junio 2017 11:59